VISCERAL

La osteopatía visceral se basa en que todas las vísceras tienen movimiento, necesario para su correcto funcionamiento.  De esta manera, las técnicas viscerales están encaminadas a liberar los tejidos relacionados con las vísceras, consiguiendo así la correcta vascularización e inervación de las mismas, asegurando su funcionamiento orgánico.

Estas técnicas son útiles para ayudar a resolver disfunciones digestivas, disminuyendo la sintomatología en gastritis, hernias de hiato, molestias intestinales y estreñimiento, entre otras. Además, pueden mejorar patologías genitales, como las frecuentes dismenorreas y síndrome premenstrual, así como problemas respiratorios.

Después de una valoración completa de su problema, en POLICLÍNICA NEUROFISIO incluimos técnicas viscerales en su tratamiento de patologías del aparato locomotor, que pueden tener su origen en disfunciones viscerales, mejorando los resultados y favoreciendo la  resolución total de su problema..